arquitasa1


LOS SALONES DE JUEGO COLONIZAN LOS BARRIOS POBRES.

LOS SALONES DE JUEGO COLONIZAN LOS BARRIOS POBRES.

Haciendo negocio con la desesperanza

Siempre ha sucedido y siempre sucederá, las personas más necesitadas son las que más esperanzas depositan en los juegos de azar donde se apuesta dinero y los barrios más humildes son los que, proporcionalmente, más invierten en los referidos juegos, produciéndose un trasvase inverso de rentas de los necesitados a los poderosos. Recordemos los tópicos reportajes lacrimógenos del día de la Lotería de Navidad, en los que personas necesitadas, afortunadas de poseer algún número premiado, celebran dejar la pobreza atrás, demostrando que, aunque el sistema sea injusto, no se debe perder la esperanza en un golpe de suerte.

No existe legislación que limite estos centros.

Ahora un nuevo fenómeno urbano se está produciendo en la mayoría de las ciudades españolas, esto es, la proliferación de salones de juego y de apuestas que se instalan en los barrios con más desempleo, para hacer negocio con la desesperanza de los más necesitados. Esta circunstancia se ve agravada en Comunidades como la de Madrid, que no tienen una legislación que limite la implantación masiva de estos perversos lugares. En otras Comunidades Autónomas, si existen limitaciones para la apertura de los diferentes “salones de juego”, similares a las de las “oficinas de farmacia”, en función de la distancia entre ellas o del número de habitantes.

En Madrid ningún barrio de rentas bajas queda a salvo.

A modo de ejemplo, en la calle de Bravo Murillo de Madrid, eje vertebrador del populoso barrio de Tetuán, existen doce salones de juego. Ningún barrio de rentas bajas queda a salvo, habiendo contabilizado más de seiscientos, en el conjunto de la ciudad de Madrid, salones de juego. Sólo entre Usera y los aledaños del puente de Vallecas se han abierto más de cuarenta locales, donde se puede fumar y regalan cerveza. Parece ser que, aunque la patronal del sector está sorprendida, los nuevos grandes “empresarios del juego” tienen buenas relaciones y no encuentra ninguna limitación ni a las actividades que fomentan ni al número de ellas.

Todo lo relatado, además de lo dañino que es para las personas que se aíslan en esos lugares, perdiendo, porque siempre se pierde, el poco dinero que tienen par mantener a sus familias, tiene también efectos urbanos perversos.  En ARQUITASA (http://www.arquitasa.com/)   hemos constatado el aumento del valor de estos locales, que no es proporcional al valor de tasación del resto de los inmuebles del barrio. Leer más  aquí

logo-arquitasa

Recibe noticias de Arquitasa

Suscríbete a nuestra newsletter para recibir información puntual de cursos y noticias de www.arquitasa.com

¡Enhorabuena! Te has suscrito correctamente.

Pin It on Pinterest