EL FISCAL PIDE DURAS PENAS POR DESTRUIR CANALEJAS.

EL FISCAL PIDE DURAS PENAS POR DESTRUIR CANALEJAS.

Operación Canalejas

 

Atentado contra el Patrimonio Histórico

El Fiscal de Medio Ambiente solicita varios años de prisión e inhabilitación para el arquitecto que ha proyectado y dirigido la conocida como Operación Canalejas, la ambiciosa iniciativa del polémico empresario Villar Mir y su buque insignia, la constructora OHL. La Fiscalía les acusa de un grave atentado contra el Patrimonio Histórico, al haber destruido elementos muy valiosos de los emblemáticos edificios que conformaban el conjunto arquitectónico, clasificados como Bien de Interés Cultural (BIC), para construir un gran complejo centro hotelero y comercial. El referido Fiscal también arremete contra la Directora de Patrimonio de la Comunidad Autónoma de Madrid, que recientemente declaraba que toda la actuación había sido correcta. Incluso cuestiona al Colegio de Arquitectos que había dado el visto bueno a una actuación anterior más agresiva

 

Proceso de “gentrificación” de la zona

El Grupo Villar Mir había ido adquiriendo una serie de edificios, como la antigua sede del Banco Hispanoamericano, el Edificio Meneses y otros, que conformaban un emblemático conjunto arquitectónico, entre la calle Alcalá y la Carrera de San Jerónimo, muy próximos a la Puerta del Sol. El conjunto y muchas de sus partes tenían diferentes grados de protección. La iniciativa de crear un enorme Centro Comercial había sido muy controvertida por alterar el carácter de la zona, acelerando el ya existente proceso de “gentrificación” de la zona, con independencia de la radical transformación arquitectónica de un entorno muy apreciado por los madrileños, ya que era parte de su “patrimonio sentimental

 

Un daño irreparable para la ciudad

Según la Fiscalía se ha producido la destrucción de una serie de elementos arquitectónicos muy valiosos, que estaban legalmente protegidos, con la complicidad de todos los organismos y Administraciones actuantes, desde el Colegio de Arquitectos, a la Comunidad de Madrid, que negó algo que hasta el propio arquitecto reconocía, pasando por el Ministerio de Cultura, que negó el expolio, a pesar de sus propios informes internos que lo ratificaban. Todos afirmaban que, gracias al todopoderoso empresario, tendríamos una ciudad mejor. Lo cierto es que el daño es irreparable y en el futuro existirá en la emblemática Plaza de Canalejas, algo que será bueno o no, pero será radicalmente distinto.

Leer más aquí..

Artículos Relacionados

 

Llamar ahora

Recibe noticias de Arquitasa

Suscríbete a nuestra newsletter para recibir información puntual de cursos y noticias de www.arquitasa.com

¡Enhorabuena! Te has suscrito correctamente.

Pin It on Pinterest