Escuela inclusiva. Parte 2: caso práctico: escuela-refugio en Madagascar | Ana Asensio

Escuela inclusiva. Parte 2: caso práctico: escuela-refugio en Madagascar | Ana Asensio

Nota: El presente texto supone la continuación del artículo “Escuela inclusiva. Parte 1: una aproximación general”; a su vez, está basado en el proyecto de 2017 “Prototipo de escuela-refugio en Madagascar para Fe y Alegria Mada” en el seno del Instituto de Habitabilidad Básica (exCátedra UNESCO de la UPM: Cooperación al Desarrollo de Asentamientos Humanos Precarios; Instrumentos de Habitabilidad Básica). Este proyecto, desarrollado en equipo con mi compañera Ester García, tenía su precedente en el anteriormente iniciado en 2015, por parte de José Berbiela Bustamante, Giulia De Francesco y Marta Leboreiro Núñez, titulado “Manual de identificación de prioridades. Estrategias para rehabilitar y construir equipamientos y unidades escolares en las regiones de Ikalamavony y Solila, Madagascar”. A pesar de la dificultad de resumir todo un proceso como éste en un artículo, se espera que se entienda de la manera más cercana y sencilla, como un mero acercamiento la temática propuesta, sin intención de sentar cátedra o resolver todas las dificultades existentes

Escuela inclusiva. Parte 1: una aproximación general | ANA ASENSIO

Fe y Alegría (FyA) es un movimiento internacional de educación popular y promoción social, nacido en Venezuela en los años 50, y focalizado en la población más empobrecida y excluida. Creyendo en la premisa de que la educación es la vía para una cultura de justicia, entendimiento y desarrollo humano, en su punto de mira se encuentran siempre las poblaciones vulnerables y marginales, donde las carencias educativas suponen un lastre para el desarrollo social y el futuro de las generaciones venideras. “Fe y Alegría comienza donde termina el asfalto”. Por ello, se inserta principalmente en medios populares y periféricos

 

ONG Entreculturas.

Esta organización, extendida desde Latinoamérica, salta a África en 2007, y a Madagascar en concreto en 2013. Así, FyA MADA, aún proyecto iniciático, se convierte en una de las más jóvenes organizaciones nacionales, pero gestionando ya 42 escuelas que atienden a 4700 alumnos. Los motivos de la expansión de la labor de Fe y Alegría hacia Madagascar vienen marcados por su contexto:

La educación en Madagascar está afectada por una serie de crecientes carencias. Antes de 2009, el número de niños que se matriculaba en el país ascendía al 88 %; sin embargo, desde la crisis y como consecuencia del recorte de los presupuestos estatales y de la ayuda al desarrollo extranjera, UNICEF estima que más de 1 millón de niños (el 25%, actualmente), no asisten la escuela primaria. La tasa de finalización de los estudios de primaria ha permanecido alrededor del 61% y con un elevado número de alumnos repetidores, el 21%.

 

ONG Entreculturas.

 

Grosso modo, por cada 10 niños, solo 7 se matriculan en primero de primaria y sólo 4 logran completar los cinco grados. Con la escuela inclusiva como meta, es impostergable analizar y tener en cuenta las razones por las que los niños no asisten a la escuela o no acaban el ciclo de primaria. Las directrices llevadas a cabo por el Ministerio de Educación en Madagascar (MOE) a este respecto se incluyen en un Decreto del “Plan Nacional de Educación para todos”, dirigido en concreto a los niños menores de 16 años que se encuentren fuera del sistema de educación formal en la escuela primaria (pública y privada); pero aún en la actualidad, sigue sin ser puesto en práctica verdaderamente.

 

ONG Entreculturas.

 

Gracias al trabajo “Manual de identificación de prioridades” se detectaron una serie de causas para el abandono, absentismo y fracaso escolar, localizado mayormente en esas áreas más aisladas y empobrecidas, aquellas que acusan más las vulnerabilidades. En las regiones urbanas, las escuelas estatales son de mayor calidad y capacidad, con mayores dotaciones de otras infraestructuras complementarias como patio de juegos, pistas deportivas, instalaciones de saneamiento y agua potable, etc. Pero las zonas rurales, situadas en “zona roja”, no tienen ningún tipo de infraestructura; ni la más básica. Fe y Alegría MADA, desde 2013, se ha focalizado en la revisión y catalogación de 42 escuelas de infantil y primaria, (públicas, católicas o comunitarias), en las regiones de Solila, Mangidi e Ikalamavony, priorizando aquellas con equipamientos mínimos, altas carencias, y un equipo docente predispuesto.

 

ONG Entreculturas.

 

Estos pueblos se encuentran en la región centro-sur de Madagascar. Este fragmento de la isla está afectado por los ciclones que la golpean desde el este, cada vez con más frecuencia, a pesar de encontrarse alejado de la costa. Por este motivo geográfico, se trata también de un territorio más aislado y más pobre, lejos de los flujos del turismo y la economía que tienden a ocupar el borde costero. Aquí, la mayoría de la población vive de agricultura de subsistencia, y las infraestructuras WASH (Water, Sanitation e Hygiene) son muy precarias (muchas aldeas no cuentan con pozos de agua potable). La pobreza de la población, unida al riesgo de desastres naturales y a la casi imposibilidad de acceso (12 horas de coche para recorrer unos 100 km, en temporada de lluvias), hacen de estos núcleos zonas de habitabilidad precaria. De ello es causa y consecuencia, al tiempo, la precarización de la educación. Veamos las problemáticas identificadas:

Familiares: los padres no siempre son conscientes de la importancia de la educación ni de sus beneficios a largo plazo, por lo que no ven necesario que sus hijos acudan a la escuela. Esa falta de conciencia tiene un fundamento cultural relacionado con la economía de subsistencia: las familias son numerosas y los niños mayores deben cuidar de los pequeños mientras los padres trabajan, abandonando el colegio cuando esto sucede. Además, al alcanzar una edad, los hijos tienen que ayudar a los padres en los cultivos, la ganadería o las tareas del hogar.

  • Aislamiento y distancia: La lejanía del espacio escolar con respecto al lugar de residencia, es una problemática que afecta a las áreas rurales, sin carreteras, transportes, y especialmente bajo una climatología difícil.
  • Climatología. Los acontecimientos climatológicos estacionales como el fuerte viento y la lluvia, pueden perjudicar el espacio escolar o las condiciones de los caminos de acceso haciéndolos intransitables. La máxima expresión de estos acontecimientos son los ciclones, que suponen un ataque constante a las poblaciones, y un riesgo físico importante.
  • Infraestructura precaria: la escasez extrema de aulas apropiadas provoca que muchos niños aprendan en condiciones temporales, inseguras, hacinadoras y mal equipadas.
  • Accesibilidad: Infraestructura no accesible para niños discapacitados y de corta edad.
  • Género: Las escuelas no están equipadas para satisfacer las exigencias higiénicas de las niñas y, además, algunas etnias ven el periodo de menstruación femenino como un estado vergonzoso de la mujer, aislándolas de toda relación social.
  • Costes: Elevados impuestos, tasas de matriculación y difícil acceso a ayudas estatales impiden el acceso a la educación y al material escolar.
  • Profesorado: Escasa formación de los profesores; la gran mayoría de maestros reclutados son personal inexperto o con una capacitación limitada.

 

ONG Entreculturas.

 

Para que el sistema escolar pueda ser inclusivo, de partida, ha de solucionar toda esta compleja problemática. Así, con la educación primaria como primer orden de prioridades, se está trabajan principalmente en tres vías:

  1. Fortalecimiento institucional: mejoramiento de la capacidad técnica y administrativa, creación de actividades generadoras de ingresos, potenciamiento de la comunidad y sentimiento propio de escuela.
  2. Formación docente: acción formativa de maestros comunitarios.
  3. Evaluación y mejoramiento de infraestructuras: análisis de las condiciones estructurales y de salubridad de las edificaciones existentes, generación de requisitos para una nueva infraestructura educativa, capacitación técnica local.

 

Centrándonos en la parte relativa a arquitectura escolar, tras la evaluación de prioridades en las 42 escuelas analizadas, se establecen 3 vías principales de actuación:

  1. Pequeñas intervenciones rehabilitadoras
  2. Rehabilitación y consolidación integral
  3. Nueva construcción, en base a un prototipo.

En colaboración con las organizaciones implicadas, a través del ICHAB, se nos encarga el diseño de un prototipo replicable y adaptable de escuela de educación infantil y primaria. El reto consistirá en buscar un sistema constructivo válido, así como una morfología adaptable a las diferentes situaciones, que sin embargo responda ante las mismas problemáticas base de forma firme, y que tenga en cuenta tanto normativas como objetivos vinculados, como las Règles pour constructions paracycloniques (Decret 243-2010).

 

 

Precisamente esta última incluirá numerosos criterios de diseño respondiendo a las circunstancias que se presentan en los edificios a causa de los ciclones. Por hacer un breve repaso, recordemos que los ciclones causan fuertes vientos este-oeste, cargados con precipitaciones que golpean los paramentos al tiempo que provocan inundaciones. Por lo tanto, las reglas para construcciones paraciclónicas responderán a medidas que aseguren la resistencia de las construcciones ante estas circunstancias, minimizando los riesgos ante desastres tales como inundaciones, deslizamientos de tierra, electrocuciones o derrumbamientos causados por succión o empuje de los vientos.

El entorno en el que se sitúa nuestro proyecto se ve especialmente afectado por esta incidencia ciclónica, Esta zona, sin ser tan absolutamente vulnerable como la costa este, recibe sin embargo el golpe de los ciclones de manera dura, especialmente potenciado por su carácter rural, su aislamiento y baja infraestructura, el predominio de una arquitectura popular que presenta una pérdida de memoria constructiva, y por una economía de subsistencia, gravemente afectada por la sucesión de sequías y ciclones. Por ello estos documentos tienen una importancia crucial.

Así, por necesidades del programa de usos, o peticiones expresas de la ONG, o por análisis cuidadoso, la obra se proyectará persiguiendo los siguientes criterios y desarrollando los siguientes elementos:

  • Resiliente: Adaptación al lugar, desde el punto de vista cultural, económico y geoclimático.
  • Económico: Construcción progresiva, comenzando con un establecimiento mínimo.
  • Funciones mínimas inclusión: área segura sin intrusiones, aulas sin hacinamiento, letrinas separadas por sexos…
  • Higiene: tratar todos los aspectos vinculados a WASH como base de los servicios a la infancia.
  • Flexibilidad en el diseño de usos, que permita evolución según las necesidades
  • Programado: Ajustarse a un calendario estricto que permita la construcción en los 6-7 meses de sequía
  • Cultura y tecnificación: empleo y mejora de técnicas tradicionales de construcción.
  • DRR: enfoque prioritario de Reducción de Riesgos ante Desastre (DRR)

 

* MIMINIZAR Y OPTIMIZAR EL USO DE MATERIALES IMPORTADOS DE LA CIUDAD

– Reducción de los costes por transporte

– apoyo a las capacidades locales

– materiales desmontables, trasportables dentro de un camión

 

*ARQUITECTURA SENSIBLE A LOS CONDICIONANTES FISICOS

– Acumulación y aprovechamiento del agua de lluvia

– introducción de la preocupación por generar paisaje, vegetación, sombra

– contrarrestar deforestación: desestimación del uso de madera en cualquier uso

 

* MEJORAMIENTO TÉCNICO DE LAS TÉCNICAS TRADICIONALES

– Recuperación de la memoria constructiva y perfeccionamiento

– evolución por tecnologías apropiables

 

* WASH

– Letrinas mejoradas

– depósitos de agua para uso higiénico

 

* GÉNERO

– Separación de sexos en letrinas

– espacio individual para la higiene

– áreas de aseo en el rango de visión de la sala de profesores

 

* SEGURIDAD

– Delimitación del ámbito de la escuela

– disminución del riesgo de caídas

 

* GENERACIÓN DE PEQUEÑA INDUSTRIA PROPIA

– Aprovechamiento del proceso constructivo para generar infraestructura

– capacitación técnica necesaria: formación de adultos, sin diferenciar sexos

 

*ARQUITECTURA PARACICLONICA

– Estructuras anti succión de cubierta

– paramentos resistentes a vientos

– protección de los huecos

– arquitectura sobreelevada contra inundaciones

 

Así, el proyecto se orienta como una “escuela – refugio”; primero, por la necesidad extremadamente básica de mantener a los niños a salvo en una construcción segura; pero, también, para hacer de ello un hogar, un lugar saludable, que sirva de corazón de la comunidad. El concepto de escuela – refugio nace para los niños, y se proyecta hacia la población al completo.

Ese enfoque arquitectónico se logrará, constructivamente, a través de un perfeccionamiento técnico de las tipologías populares, haciendo una revisión de las mismas. La arquitectura popular malgache, a pesar de sus carencias y características a revisar, es un símbolo de orgullo de lo propio, y de independencia. Si debíamos rediseñar un sistema constructivo, no podíamos partir de la solución técnica en sí, sino de su propia arquitectura, valorando cómo sustituir y mejorar aquello que no estuviese dando el rendimiento necesario para asegurar la seguridad, salubridad y durabilidad de la construcción.

 

ONG Entreculturas.

 

De este modo, la propia construcción será un momento de capacitación técnica y de formación para adultos. Esta acción integradora, además, puede ser generación de una posible industria o negocio local, a través de esa formación obtenida y la logística aplicada durante la obra.  La obra se convierte en el horizonte perseguido, pero el proceso establece la verdadera transformación en la comunidad, cerrando el círculo de lo educativo y creando pertenencia al lugar, consiguiendo que la escuela, y la educación a través de ella, supongan el verdadero centro de la comunidad.

El prototipo de escuela-refugio para Fe y Alegría MADA se caracteriza principalmente por suponer una solución a una serie de carencias identificadas, tanto en lo constructivo como en lo social. El nuevo modelo de escuela permite una educación de calidad, donde los espacios interiores, tanto como la comprensión y uso del entorno, y los espacios

intermedios entre exterior y exterior, se pueden usar con fines educativos y lúdicos.

Ana Asensio | Arquitecta

@AnaArquitectura

 

Artículos Relacionados.

 

Escuela inclusiva. Parte 1: una aproximación general | ANA ASENSIO

 

HISTORIA ELITISTA DE LA ARQUITECTURA Y LEGADO CULTURAL | ANA ASENSIO

0/5 (0 Reviews)

Llamar ahora

Recibe noticias de Arquitasa

Suscríbete a nuestra newsletter para recibir información puntual de cursos y noticias de www.arquitasa.com

¡Enhorabuena! Te has suscrito correctamente.

Pin It on Pinterest