LAS ABSORCIONES BANCARIAS PROVOCAN DESIGUALDADES TERRITORIALES.

LAS ABSORCIONES BANCARIAS PROVOCAN DESIGUALDADES TERRITORIALES.

Cambios signficativos en el empleo y en la valoración de inmuebles

 

Influencia de las fusiones por CCAA

Las continuas fusiones y absorciones bancarias están produciendo cambios significativos en la organización económica territorial y en el aumento o disminución de la influencia de las distintas Comunidades Autónomas. Aunque siempre se ha dicho que el dinero no tiene corazón ni patria, el hecho de que unos bancos fuertemente asentados en una determinada Comunidad, absorban a entidades financieras que eran influyentes en otras Comunidades distintas, tiene consecuencias positivas para las primeras y negativas para las segundas, al menos en el corto plazo. Entre los efectos inducidos, están el empleo, las valoraciones de inmuebles o la actividad económica que provocaban unas u otras.

 

De las Cajas de Ahorros a la fusion y absorcion masiva

Las diecisiete Comunidades Autónomas tenían, al menos una Caja de Ahorros emblemática, cada una de ellas y otras que eran referencia para sus habitantes. Estas Cajas de Ahorro hacían una gran labor de apoyo a las diferentes economías regionales, además de impulsar otras actividades sociales y culturales. Otro efecto positivo inducido era la creación de puestos de trabajo en su ámbito de actuación y la generación de encargos profesionales para pequeñas empresas y profesionales autónomos de la región correspondiente. Empresas constructoras, de Seguros, Tasadoras, arquitectos, economistas, abogados, notarios y muchos otros, proporcionaban bienes y servicios desde la cercanía y contribuían a crear “cohesión social”.  Pero todo lo relatado ha cambiado, con las absorciones y fusiones de los diferentes bancos y cajas, al desplazarse geográficamente los centros de decisión.

 

Se pierden las cajas y con ellas la cercania y arraigo de los clientes

Caja Murcia era una de las principales instituciones de los murcianos, con un fuerte arraigo y una gran influencia sobre toda la vida de la Región de Murcia, donde residían sus directivos. Primero se produjo su integración en el BMN y posteriormente la absorción de éste por Bankia, entidad eminentemente madrileña. En primer lugar, ha supuesto, el cierre de muchas oficinas en Murcia, la pérdida de puestos de trabajo, la pérdida de valor de inmuebles. Pero, un efecto mucho más duro, ha sido que las decisiones más importantes, que antes se tomaban en la Comunidad, ahora se toman en Madrid, así como las decisiones sobre la contratación de empresas y profesionales, con el lógico impacto negativo sobre las pequeñas empresas y autónomos que ofrecían sus bienes y servicios. Lo mismo ha pasado con la Caja de Castilla La Mancha, que ahora disuelta en Liberbank, nuevo banco con una fuerte implantación en Asturias, donde está su sede social y sus principales directivos. Podríamos seguir con Caja Duero, o Caja España, que antes tenía mucha influencia en Castilla León, pero ahora han quedado integradas dentro de la andaluza Unicaja.

Leer más aquí…

Artículos Relacionados

 

Llamar ahora

Recibe noticias de Arquitasa

Suscríbete a nuestra newsletter para recibir información puntual de cursos y noticias de www.arquitasa.com

¡Enhorabuena! Te has suscrito correctamente.

Pin It on Pinterest