LAS EMPRESAS SIN RUIDO TIENEN MAYOR VALOR

LAS EMPRESAS SIN RUIDO TIENEN MAYOR VALOR

El ruido, principal causante del estrés en el trabajo.

 

1

El problema del ruido no solo procede del “exterior”

Es evidente que cualquier actividad humana se desarrolla mejor en un ambiente silencioso. Las normativas vigentes en materia acústica están centradas en el aislamiento de los ruidos que se producen en “el exterior”, nunca se preocupan de las fuentes que los producen. Para los interiores de determinados locales de ocio, existen recomendaciones para mejorar la calidad del sonido, evitando la reverberancia. Pero no hemos encontrado ninguna legislación que se ocupe del ruido producido en el interior de los lugares de trabajo y en particular de las condiciones acústicas de las oficinas

2

El ruido puede afectar en la salud de los trabajadores

A todo lo anterior debemos añadir la actual tendencia a que las oficinas sean abiertas, que sin duda tiene grandes ventajas, pero que genera una gran cantidad de sonidos mezclados que alteran el rendimiento en el trabajo, pudiendo llegar a afectar a la salud de los trabajadores. Sin duda los arquitectos, cuando proyecten oficinas deberán prestar atención a las condiciones acústicas de los locales, aislando del ruido exterior y utilizando materiales que absorban el sonido que se produce en el interior.

Pero las empresas deben atacar el otro gran problema acústico , esto es, la gran cantidad de sonidos mezclados que producen los pitidos de todo tipo de aparatos, las múltiples conversaciones cruzadas y otras circunstancias que afectan a la concentración, al rendimiento en el trabajo y, parece ser que también a la salud, por el alto grado de estrés que se produce.

3

Alternativas al ruido como el aislamiento y señales luminosas aportan valor añadido a las empresas.

El trabajar en espacios abiertos, sin jerarquizar, flexibles, aporta grandes ventajas a la cohesión empresarial y al uso de la inteligencia colectiva, pero debe ser compatible con atacar el origen de las fuentes de sonidos perturbadores.

Probablemente cambiando las señales acústicas por señales luminosas, que sólo sean vistas por la persona que las debe ver, pero no por sus compañeros, sea una de las medidas a implantar. Dejar espacios, convenientemente aislados, para las conversaciones, tanto interiores, como con el exterior, combinado con un uso menor de las llamadas telefónicas, dada la gran cantidad de alternativas existentes, también puede ayudar.

Pero, sobre todo, se deben separar, física o `psicológicamente, las estancias para trabajos que requieran concentración, de las que necesariamente producen ruido. Todas estas medidas combinadas pueden ayudar a reducir el ruido, aumentar la eficiencia en el trabajo, su calidad y el bienestar de las personas, por lo tanto, aumentará el valor de las empresas que lo apliquen, así como la “valoración de los inmuebles” donde sea más fácil implementarlas.

Leer más..

Recibe noticias de Arquitasa

Suscríbete a nuestra newsletter para recibir información puntual de cursos y noticias de www.arquitasa.com

¡Enhorabuena! Te has suscrito correctamente.

Pin It on Pinterest